Páginas vistas en total

Translate

viernes, septiembre 22, 2017

Yo juego a la vida

Yo siempre estoy jugando a encontrarte
como si te hubieras perdido
pero siempre te encuentro
en ocasiones incluso antes
de haber empezado a buscarte
porque siempre te entregas
con esa risa valiente
con la que armas tu miedo.

Yo siempre estoy jugando a buscarte
como si te hubieras escondido.

Y te busco en los entreactos
que existen entre la vigilia y el sueño.

Y en el país de las sombras.

Y en el de los oscuros senderos.

En el sofá y en la cama.

Y te busco también en el cuarto
donde guardas la ropa.

Y cuando te regaño y te digo:

No sabes jugar al escondite

Tú muy bella me dices:

Yo no juego ese juego.

Yo juego a la Vida.

Mi bella

Bella en mi recuerdo.

Palpitas bella en mi latido.

Bella sobre la sábana
como un flor que se adorna de flores.

Bella sobre el tapiz de la calle
que yo dibujo luego
en mi soledad oscura
con trazos de soles.

Bella como una lanza
de luz y de seda
que empuñaría 
contra la ira y el desencanto.

Bella como una tormenta
cuando ya no truena
y el último eco se extingue
señalando dónde se acaba la tierra
y comienza el infinito.

Bella lágrima en mi ojo.

Clarividente caleidoscopio
por el que miro la muerte.

Me haces llorar mujer
de gozo.

Mi Bella
que adorna la vida
y lo justifica todo.


jueves, septiembre 21, 2017

Tu piel llama a mi piel

Nos jugamos la vida todos los días
en esas horas que marcan frontera
entre el hoy y el ahora.

Cuando las sonrisas no encuentran 
nombres y apellidos
y las luces no encuentran
acomodo en las bombillas.

Nos jugamos la piel
en ese cara a cara
de ciegos sonámbulos de gloria,
con las manos atadas a la espalda
y la boca llena de arena y escoria.

Y según va haciéndose la luz
y el verbo encuentra nombre,
tu piel llama a mi piel en son de paz
y estrechan las manos las cinturas
con ansias de hiedra mordaz,
glorificada y pura.

Un beso y se hace la luz
y el verbo se hace carne
y habita de nuevo 
entre nosotros.

Amor, amor por los pasillos.
Amor camino a la ciudad
que apenas apaga sus luces
y tiende de nuevo las aceras
para acoger al día,
que nuevamente nace
también enamorado.

Hoy que estoy cansado

Hoy que estoy cansado
y me cuesta tanto la vida
quiero entonar una canción
de amor y de esperanza:

Aunque nada de nosotros quede
más allá del hoy o del mañana
siempre será dentro de mí verano
para tu amor, mi bien amada.

Aunque de nosotros nada quede
más allá del hoy o del mañana
mientras que esté de pie
donde hoy estoy
siempre te amaré más allá 
del dolor y la desesperanza.

Aunque de nosotros nada quede
más allá del hoy o del mañana
yo gritaré tu nombre
orgulloso del sonido de mi voz
cantando al cielo mi amor
por ti mi amada.

Y me callará el tiempo
como segará las amapolas el invierno
pero un eco perdurará 
más allá del gran silencio
cuando termine todo
y será el eco de mi voz enamorada

Aunque de nosotros no quede nada
más allá del hoy o del mañana...

Paciencia

Rellenabas mis espacios vacíos
y esos silencios que van y que vienen
queriendo hacer daño.
Eras la luz en la sombra,
la brisa en el llano,
todo lo bueno
frente a todo lo malo.
La voz que atenta
no reclamaba en vano.
Y ahora eres presencia y ausencia.
Pérdida y hallazgo.
El haz y el envés
de todo lo que amo.

--- -Hay verdaderas instancias superiores.
Cosas que nos obligan a parar.
Recrear el tiempo y sus rumores.
Quizá incluso dar un pequeño paso atrás---

Y este viejo corazón
ahora aún más estupefacto,
espera paciente,
a que nuevamente
pueda despertarme
contigo a mi lado.

---- Llegar a viejo y sentir que te has perdido
como un hilo negro en la sombra
Que todo lo ya hecho se ha esfumado
como el agua en el aire----