Translate

sábado, octubre 10, 2015

Luis María

Yo te sé,
yo te conozco Luis María


Has naufragado ya pero no olvidas
tu ser lo mismo que las aguas
que en su propia transparencia
se adivinan
y en su propio movimiento
se acompañan


Yo te sé,
yo te conozco Luis María

Has cejado ya, pero aún aguardas
sentado quizás al borde de una silla

Como el mar que espera a la tierra
siendo una y otra vez la misma orilla

Yo te sé,
yo te conozco Luis María

Estás en mi y yo contigo

No sabremos nunca si esto
quizás sea un castigo

Pero estamos juntos
y alguna que otra vez
me puede parecer interesante.

Ha llovido

Ha llovido y yo,

Yo

allí dentro

ni siquiera sospechaba

que el cielo barría aceras

e inauguraba el aire.

Al fondo de la estancia

Cómo era aquello que sonaba en la radio
allá al fondo, a lo lejos, llenándola toda,
de presencias sonoras,
en esas tardes ajenas,
como anestesiadas.

Y las golondrinas. Cómo era que llegaban
a la pared frontera
sembrándola de promesas antiguas,
que yo creía tocar con el borde de mis dedos.
Nunca cumplidas.

Y de repente tú
y mis 64 años
apresuradamente hilvanados
en la mar de mi espalda.

Y vuelvo la cabeza buscándote
en los ojos
tu reciedumbre de hembra.
De madre que no ha sido.
Porque yo sólo llevo
pequeñas promesas no cumplidas.
Historias de piratas
y un corretear de niños que se pierde
al fondo de la estancia.